Ambiente

Los niños y las niñas que ingresan a la escuela, trabajan dentro de un grupo en un salón llamado "ambiente preparado" con materiales científicamente diseñados y pedagógicamente estructurados.

Este ambiente estructurado es el estímulo para lograr una actividad que lleva a obtener placer en el trabajo.

Se trata de un ambiente de libertad con disciplina. Los niños aprenden a asumir las consecuencias de sus actos.

Establecimiento de reglas y límites claros y sencillos, adecuados a su edad.

Actitud de respeto hacia sí mismo, hacia los demás y hacia todo el medio ambiente que los rodea.

Los adultos figuran como "guías" en el sentido de ejercer su quehacer docente como verdaderos auxiliares.